Agapornis Avifischeri blog sobre aves

Agapornis

Parece que últimamente todo el mundo tiene un agapornis, se ha convertido en la mascota de moda. Y no me extraña, porque los agapornis son unos pájaros de lo más simpáticos. Además son preciosos, le alegran el día a cualquiera.

Hasta no hace mucho nunca habíamos oído hablar de este curioso animalito. Se podría decir que es un animal exótico, ya que no ha crecido aquí por naturaleza sino por exportación. ¡El agaporni es natural de África! ¿Estás pensando en criar uno, o en tener una parejita? Te cuento algunas curiosidades…

Familia de los periquitos, se les considera loros en miniatura. Son pájaros muy coloridos, aunque predomina el verde; y tienen más o menos el tamaño de una foto, entre 13 y 17 centímetros. ¡Puedes imprimir una foto de tu agaporni a tamaño real!

agaporni

Y una curiosidad sobre su nombre. La palabra agapornis viene del griego, es una palabra compuesta por agape y ornis. Agape significa amor; y ornis, pájaro. Es un nombre con significado ya que son aves muy cariñosas con su pareja: si crías juntos un macho y una hembra los verás muchas veces acariciándose, como si estuvieran cortejando. No te cansarás nunca de observarlos.

pareja de agapornis

Si lo estás pensando en serio, lo que sigue te interesa: qué especie elegir, cómo cuidar los agapornis, enfermedades, alimentación, cría y reproducción. Voy a empezar con las especies.

¿Cuántas especies de agapornis hay? Los agapornis papilleros

Habrás oído hablar de los agapornis papilleros. Si has buscado información, te habrás dado cuenta de que no es una especie en sí. Este es el nombre común para los agapornis que se separan de los padres cuando son pequeños y se crían a base de papilla.

¿Cuándo se saca del nido a los agapornis papilleros? Lo ideal es a los 20 días de eclosionar (salir del huevo). Si a los 20 días son muy pequeños y delicados – ni siquiera se tienen en pie – imagínate sacarlos del nido antes de ese tiempo. En cambio, si tardas mucho más, podría no adaptarse a tus cuidados. Es importante respetar el “horario” de los agapornis papilleros en pro de su bienestar y salud.

¿Y los agapornis no papilleros? Se llaman agapornis salvajes. Ojo, eso no significa que te vayan a atacar, sino que se han criado ‘solitos’, por así decirlo. Vamos, con sus padres. Cualquier especie de agaporni puede ser salvaje o papillero, dependiendo de cómo lo críes.

Hay 9 especies y 6 sub especies, 15 en total. Voy a centrarme en las especies principales para que veas las mayores diferencias. Ten en cuenta que las más comunes y fáciles de encontrar son la Fischeri, Personatus y Roseicollis – las tres primeras de la lista.

A. Fischeri

agapornis fischeri

Esta especie fue descubierta en 1887 por el Dr. Fischer, en la clasificación se hizo honor a su descubridor. Este agapornis es original de Tanzania (al sur-este de África), lo encontraron cerca del lago Victoria. En la naturaleza no es habitual verlo mezclado con otras especies, aunque todos sean la misma clase de pájaro.

Es de las especies más comunes al ser relativamente fácil de cuidar y hacer que críen. Como características físicas destacables está el color del pico, rojo intenso, y las plumas de la máscara (lo que sería la cara del ave, arrancando desde el pico hacia atrás), son de color rojo anaranjado. El color de las plumas va cambiando paulatinamente hasta hacerse verde, pasando por un precioso amarillo casi oro. Es precioso. Mide unos 15 centímetros, casi parece de juguete pero hay que recordar que es un ser vivo.

A. Personatus

agapornis personatus

Se descubrió este ave en la misma época y por la misma persona que los A. Fischeri. Los personatus se encuentran en su estado natural apenas a 60 kilómetros de la especie antes mencionada; de hecho son vecinos, sin embargo éstos tampoco se atreven a mezclarse. Ya puedes ver que, aunque con las primeras especies que te menciono son fáciles de hacer bandada, no es recomendable mezclarlas entre sí.

Estos agapornis se caracterizan por tener las plumas de la cabeza negras o de color gris muy muy oscuro, pero el pico sigue siendo rojo. La zona del cuello es amarilla y el resto del cuerpo verde brillante. Los ojos destacan por el anillo blanco que los rodean. En esta especie existen algunas mutaciones en las que varía el color. Una que llama especialmente la atención es el A. Personatus Azul, que cambia el amarillo por blanco (o blanco grisáceo) y el verde por azul. Hasta que no seas un experto en agapornis mejor concéntrate en las especies puras, como entrenamiento.

A. Roseicollis

agapornis roseicollis

De todos los agapornis, los roseicollis son los más extendidos como mascota. Más incluso que los Fischeri y los Personatus. Quizás por la viveza de sus colores, o por las condiciones de cría favorables. O quizás por ambas cosas. Cuando vayas a comprar uno, casi seguro que es la especie que te ofrecen, sobre todo si nunca has criado aves de este tipo.

Estos son un pelín más grandes, miden 16 centímetros de largo; y respecto a los colores, son prácticamente verdes salvo las plumas de la cola, que tienen algo de azul. Hay dos variedades principales: una tiene la máscara de color rojo más intenso, y la otra más clara, tirando a rosada. Por el resto, son prácticamente iguales. El anillo blanco alrededor del ojo es más fino que en la mayoría de especies que lo tienen.

Aunque si empezamos a hablar de mutaciones, hay muchas. Casi de todos los colores que te puedas imaginar. Canela, naranja, turquesa, violeta… colores muy llamativos para un pájaro, ¿no crees? Te confieso que me gustaría tener un par de agapornis turquesa.

A. Canus

agapornis canus

Con el Canus empiezo a hablarte de las especies menos conocidas. O mejor dicho las especies menos extendidas entre los ‘aficionados’. En los criadoeros de agapornis sí que los puedes encontrar, pero es más difícil cuidarlos en casa.

Esta especie se origina en la isla de Madagascar, de las más pequeñas con tan solo 14 centímetros. Es una de las cuatro variedades de agaporni que hay una clara diferencia entre el macho y la hembra en el color de las plumas. El macho tiene la cabeza, el cuello y el babero, o el pecho, de color gris; mientras que la hembra es prácticamente de color verde. Hay una sub-especie en que los dos ejemplares son más oscuros, y el macho tiene una ligera coloración violeta en las plumas grises.

Si eligieras esta especie, ten en cuenta que son aves muy sensibles al estrés, especialmente el Canus. Además de que será difícil de encontrar, hay que tener mucha paciencia para conseguir que procreen. Ya sabes lo que dicen, paciencia y una caña.

A. Taranta

agapornis taranta

Este es el más grande de los agapornis, con 17 centímetros de largo. Es un ave bastante resistente debido a su origen montañoso (la cadena montañosa Taranta, de Etiopía) a unos 1300 metros de altitud. En esta especie también se diferencian el macho y la hembra por el color de las plumas, si bien son diferencias más sutiles. Como las diferencias son mínimas, si vas a comprar una pareja hazlo cuando ya tengan sus plumas definitivas. Como esta especie empieza a ser fértil a los dos años no hay razón para tener prisa. De lo contrario podrías comprar dos machos o dos hembras… ¡se fastidió el invento!

A. Nigrigenis

agapornis nigrigenis

El Nigrigenis, por el contrario, es el más pequeño, con 13,5 centímetros de longitud. Los colores de las plumas combinan el color con diferentes tonos de verdes, y una mancha naranja salmón en la parte delantera. También tiene anillos blancos en los ojos, que los hacen más vivos y saltarines.

Esta especie de agaporni se considera en peligro de extinción, y las leyes de varios países regulan su cría y prohíben la captura de este ave en libertad desde 1998, especialmente en Zambia – su país de origen. Holanda y Bélgica han construido una gran reserva de Nigrigenis, y Alemania ha desarrollado programas de cría en cautividad para Nigrigenis y Lilianae, otra especie que amenaza con desaparecer.

A. Lilianae

agapornis lilianae

Esta es la otra especie semi-protegida. Aunque no en estado tan avanzado como el nigrigenis, también se encuentra en programas de protección y cría, como el que te decía de Alemania. Es muy difícil encontrarlos en cautividad, y menos todavía a la venta.

Para mí, estos son los más bonitos. Más que rojos, son anaranjados en el pico, la máscara y la cabeza, siguiendo con un amarillo brillante y el cuerpo de color verde. Lo corona el anillo blanco que rodea el ojo… es sencillamente una maravilla de pájaro. Además son más pequeñitos (sólo 13 cm) y más finos, así que parecen más ágiles y curiosos que el resto de agapornis.

Si consigues encontrarlo, es la especie que te recomiendo. Se adaptan enseguida a la presencia humana, es fácil hacerse sus amigos. La convivencia es agradable y los cuidados que necesita este agaporni son los acostumbrados a cualquier otra variedad.

A. Pullarius

agapornis pullarius

El pullarius es un agaporni muy difícil de criar. Es muy bonito, con muchos matices de colores en los que sigue predominando el verde. Mide 15 cm, y el pico es anaranjado. El macho y la hembra tienen un aspecto diferente que ayuda a distinguirlos.

Las costumbres de esta especie son cuanto menos curiosas, muy diferentes del resto de agapornis. En vez de construir un nido, habitan en termiteros. ¡Con la cara de pocos amigos que tienen las termitas! Suelen atacar a cualquier intruso que se meta con ellas, pero increíblemente se portan de otra manera con nuestros amiguitos alados. La ventaja para la hembra es que puede poner sus huevos en el termitero y ausentarse largos períodos de tiempo, ya que por la constitución y el material de que está hecho su “nido” conserva el calor y mantiene a los polluelos con vida.

Conocida esta relación pullarius-termitas, es fácil comprender la dificultad de hacer que los pullarius críen en cautividad. Es realmente complicado, la mayoría mueren al poco tiempo de nacer en otras condiciones que no son las naturales o a los pocos días de ser importados. Y cuando digo la mayoría me refiero al 95%. Mejor consigue otra especie, le harás un favor al animalito.

A. Swindernianus

agapornis swindernianus

Esta especie es imposible de conseguir, ya que jamás se ha importado a Europa. Hay 3 sub-especies: una propia de Liberia, otra del Congo, y la última de Uganda. Es de los más pequeños, de 13 cm, y es muy difícil de extraer ya que vive en lo más profundo de la selva tropical. También es difícil imitar su alimentación natural en un entorno tan diferente como es Europa, así que tendrás que conformarte con un Fischeri o un Roseicolli.

¿Quieres tener uno? Cuidados agapornis y alojamiento

¿A que dan ganas de tener uno? Pues mejor ten dos o más agapornis juntos. Si no, dedícale mucha atención. No es un animal de compañía, es un animal que necesita compañía. ¿Notas la diferencia? Hay que estar dispuesto a cuidarlos cuando los compras.

Si lo tienes desde que es pequeñito, a los 20 días de romper el cascarón, debes tener un período de 30 o 40 días disponible casi al 100% para el pájaro. Las primeras semanas son muy importantes, ya que necesitan que los mantengas calentitos y que les des de comer 5 veces al día. Conforme vayan creciendo los cuidados agapornis se reducen, pero hasta que estén creciditos y coman solos tendrás que estar muy atento.

Si los quieres para mascota con una jaula es suficiente. Pero si quieres que críen hay que alojarlos correctamente. Lo más común es un aviario. Cuanto más grande mejor: hay que evitar que se sientan incómodos. Si les falta espacio podrían atacarse entre sí, y sería una lástima. Tampoco debes juntar varias especies, no suele gustarles y ocasiona problemas.

Un aspecto importante de los cuidados agapornis es la cantidad de nidos. Si tienes 5 parejas, pon al menos 7 nidos, no hay que obligarlos a emparejarse. Ya lo harán ellos solos. Es mejor que sobre alguno para que, en caso de quedar dos ‘solteros’ tengan donde dormir y no se estresen.

El estrés es otro factor esencial. Los agapornis son aves que necesitan mucha tranquilidad y paciencia. Los cambios bruscos o las situaciones estresantes pueden causarles trastornos emocionales y provocarles enfermedades, incluso la muerte. Es importante tener claros los cuidados de los agapornis antes de comprarlos para asegurarse de que van a estar en buenas condiciones. ¿Pero qué ocurre si el pájaro enferma?

Las enfermedades típicas de un agaporni

Por lo general los agapornis son aves bastante delicadas. Hay que tener mucho cuidado para que no enfermen, y vigilar su aspecto. Cuando compres uno nuevo, antes de juntarlo con el resto déjalo unos días en cuarentena para observar su comportamiento. Préstale atención para que no se deprima, y no me confundas un animal enfermo con uno que se siente solo.

Si ves al animal decaído, encorvado o con las plumas erizadas es síntoma de que algo le ocurre. Lo que debes hacer es apartar al pájaro enfermo de la bandada para que no contagie al resto y llamar de inmediato al veterinario. No vale la pena que jueges con la salud del ave y te aventures a darle cualquier cosa. Mejor déjalo en manos de un experto.

Algo habitual en los agapornis es la llamada enfermedad del pico y las plumas, las infecciones intestinales y las urinarias. El problema suele estar en la alimentación, sobre todo si el problema es recurrente.

También debes tener cuidado para no contagiarte tú. Hay hongos, virus y bacterias que pueden pasar de los animales a las personas. No es para que te asustes, pero si uno de los pájaros está enfermo, ten más cuidado de lo acostumbrado.

Si mantienes la jaula limpia, desinfectada y en buen estado y cuidas la salud de las aves podrás disfrutar de tus agapornis unos 12 años, que es la esperanza de vida media.

Citar que puedes saber más sobre sus enfermedades en el siguiente artículo.

La alimentación de los agapornis

La alimentación agapornis es esencial para mantenerlos en buena salud y tengan energía para jugar, cantar y revolotear. Estos pájaros, cuando se encuentran en libertad, comen todo tipo de semillas, frutas, bayas, insectos y flores.

Así que lo mejor es mantener una dieta variada y equilibrada. En el mercado existen todo tipo de piensos y semillas con una composición adecuada, incluso hay piensos especiales para agapornis.

El agua también es muy importante. A los agapornis les encanta sumergirse en el agua, así que debes tener cuidado de que se mantenga limpia. Una buena costumbre es ponerles un recipiente con agua para que jueguen un rato por la mañana y luego dejarles el bebedero limpio. Se acostumbran fácilmente a los horarios.

Si los vas a criar a mano (con papilla), conforme vayan creciendo debes darles mijo en rama, para que se acostumbren a una alimentación agapornis equilibrada. Les aportará las vitaminas que necesitan.

Cría y reproducción

Lo principal es comprar parejas que no estén emparentadas. Si fueran descendientes o hermanos, la pareja ya no daría buenas crías. Una cantidad moderada para empezar es suficiente, sobre todo para controlar el parentesco de los pájaros que crían.

Un buen método es anillarlos y anotar en algún lugar seguro qué agapornis son los padres de qué crías, para volver a emparejarlos correctamente. Normalmente son fieles a su pareja de por vida, pero hay que tener en cuenta las nuevas crías.

Si te interesa criar pájaros de buena calidad, debes seleccionar muy bien a los futuros padres teniendo en cuenta sus antepasados. Las aves que proceden de aviarios con buenos pájaros suelen ser buenos padres. Cuando compres un agaporni con vistas a la cría, pregunta por “la familia”. Y al arreglar la jaula o el nido, procura que sea confortable. Deja a mano para la hembra ramitas frescas de plantas que encontraría en su hábitat natural para que se arregle el nido a su gusto. Así será más fácil que críen.

El mundo de los agapornis es muy bonito cuando se sabe cuidarlos bien. Son animales que necesitan atención, pero son muy agradecidos. Y además aprenden rápido cuando  les enseñas. Si quieres tener una parejita de agapornis te animo a que investigues un poco más y así tenerla en buenas condiciones.

Si te gustan los Agapornis y te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales (click iconos de abajo Facebook, Twitter o Google Plus). Es un segundo y ayudarás a este blog y a que la gente conozca más sobre estos hermosos pájaros, gracias!!

16 comentarios
  1. me interesa toda informacion sobre agapornis,me encantas estas aves preciosas

  2. Tengo agapornis
    Ahogara tengo 4¡, son dos parejas y los tengo sueltos
    Han tenido huesitos pero no se han logrado
    Me gustaría me dieran información al respecto

    Gracias

    • Buenas te explico algo relacionado a lo mío a mi me paso algo así con una pareja de agapornis en principio creí q la pajara era muy joven luego pensé q el pájaro no la pisaba así sucesivamente un cao en mi cabeza pensando e incluso cambiar la pajara por otra hembra o incluso cambiar el macho así estuve varias semanas asta q por casualidad los vi pisando a los 3 o 4 días me dio por ver el nido y vi que tenía huevos por curiosidad no quise tocarlos los marque con un punto rojo de permanente y así comprobé que estaban Güero (pisados o con pollitos) y así pude encontrarme con 3 pollitos a los cuales hoy crío

      Lo que te aconsejaría sería dejarlos y no tocarlos por un tiempo asta ver si la pajara está muchísimo tiempo dentro del nido puede tener algún huevo con pollito de lo contrario si no lo está dejara el huevo a un lado así podrás ver si está frío y si sientes curiosidad abrirlo para ver si hay algo dentro espero que te aya servido de ayuda

  3. Me parecen muy hermosas estas aves tengo cría de pericos y quiero empezar con los agapornis

  4. Hola tengo una pareja de agapornis y la hembra no para de poner huevos no incuba quisiera informacion pues me preocupa.
    Muchas gracias.

  5. mi agaporni va para lo dos años no se si es macho o hembra yo creo que esto ultimo.pero lo que realmente me preocupa es que cada mes aprosimadamente tiene dos o tres dias que esta arisca incluso se me tira y me pica mas fuerte de lo normal habre las alas y a la vez hace un amage,como un bailoteo.yo e pensado que quiza este en celo o algo similar,podrias alludarme aclarar el porque actua asi.aqui mismo agrego que tus consejos y videos son geniales,por favor contestame.gracias

  6. Hola tengo dos agapornis uno de ellos se le caen las plumas, tiene las alas muy cortas y cuando quiere volar no puede.
    ¿Que deberia hacer?

  7. Muchas y buenas ex!cniereiasp!! Me encanta cuando dices “somos animales” porque es así. Me alegro del crecimiento del grupo y de haber compartido quilómetros y emociones con vosotros en mi primer año como atleta. Los deseos para el nuevo curso son innumerables, pero ante todo yo pediría seguir disfrutando porque no hay nada mas importante.

  8. Hola tengo una pregunta los agapornis ficheri pueden hablar???

  9. Hola en primer lugar felicidades he leido varias entradas y son geniales y segundo tengo un agaporni papillero( se supone que personata arlequin violeta) que tiene unos cinco meses y hace tres de esos meses que no me deja ni acercarme a el cuando antes se dormia entre mi camiseta. No se si es hembra o macho ni ese cambio y lo raro es que al resto no le pica y yo que lo crie no m deja ni acariciarlo. Podria darme algun consejo como criador? He pobrado todas las tecnicas para que no pique y los castigos le dan igual si lo ignoro o lo castigo en la jaula se pone a cantar y el decirle no fuerte o el sssh le da lo mismo.

  10. hola, tengo una pareja de agapornis fisher, el macho tiene unos tres años y la hembra dos. el macho esta a todas horas rozándose con el palo y no hace caso a la hembra, no se juntan en el palo como otros que he visto.se criaron por separado y quizás por eso no lo hagan.quiero que crien pero lo veo difícil y no se que hacer, sobre todo que deje de rozarse con el palo y haga caso a la hembra.

  11. hola!
    Tengo una pareja de agapornis la cual ha intentado criar varias veces pero sin ningún éxito. La hembra pone entre cinco y siete huevos pero nunca están fecundados. Los he visto aparearse y la hembra cuida los huevos mientras el macho la alimenta. Están bien alimentados, limpios y en un lugar tranquilo.
    Tienen aproximadamente dos años, no están emparentados y se relacionan bien entre ellos.
    Estaría muy agradecida si me pudieras dar algún consejo para que por fin aumente la familia

    • Has pensado que puedas tener dos hembras y por eso nunca tienen piso?
      A mi me pasó

  12. Tengo agapornis desde hace años. Ahora se ha acostumbrado a estar libre, porque se ha quedado sola. Pero no consigo que se acerque excesivamente. Tener un cooker no la beneficia porque no la quiere

  13. Estoy muy triste, el agaporni azul el que criamos a papilla, mato a su compañero, es un agaporni fischer azul, lo encontramos en la calle y lo hemos criado es palillero, nos mataba a picotazos sangrantes, pensábamos que era por estar solo, compramos otro, y no sabemos qué pasó, no parecían muy cariñosos pero ahí estaban, parecía que adaptándose, aunque siempre el que mandaba es el azul,de pronto anoche al meterlos en la la jaula para dormir, le pico el azul al verde, (el verde era más tranquilito) pero el azul no lo dejaba en paz era mucho más activo, lo engancho y no había forma de sepáralos, tristemente murió,
    Lo encontramos recién nacido no sabíamos ni que era, hasta que no fue creciendo , pensábamos era un gorrión.
    El caso es que después de esos y de que nos come a picotazos no sabemos qué hacer.
    Gracias

  14. Hola, justo esta tarde hemos salido al patio de casa y por arte de magia un agaporni se ha posado en el hombro. Le hemos dado un poco de agua y pan y hemos paseado con el por el campo, pensando que volveria a irse volando, pero no, se ha quedado con nosotros y parece incluso que nos obedece y confia en nosotros pues no se ha separado en toda la tarde. Le hemos dado agua y pan y se ha pasado todo el rato en nuestro hombro. No sabemos como cuidarlo, hemos intentado que entre en una casita que hemos construido pero no se separa de nosotros y no tenemos jaula ni somos participes de usarla. Ahora duerme en mi hombro enmarañado al pelo y no conseguimos que se separe. Nos gustaria saber donde duermen los agapornis domesticos que viven sin jaula, o como hacer para que duerma en algun sitio comodo y seguro dentro de casa. Es obligatorio que un agaporni pase tiempo en una jaula o puede estar todo el dia libre? Y si estuviera libre en casay en el patio (que es al aire libre), siempre precisa de nuestra compañia? Esperamos habernos explicado bien y agradecemos cualquier informacion que nos ayude. Muchas gracias

Deja un comentario